fbpx
Cerveza Artesanal vs Cerveza Industrial

Cerveza Artesanal vs Cerveza Industrial

Índice de contenidos

Uno de los temas que más controversia generan en el mundo de la cerveza en general es, cuales son las diferencias entre cerveza artesanal y cerveza industrial. Si bien es cierto que hace unos años las cervezas españolas artesanales tenían un nivel quizás cuestionable hoy contamos con unos productos con una excelencia super interesante e incuestionable a niveles de muchas de las fábricas de cerveza artesana europea que no hace tanto se consideraban super buenas y que hoy gracias al buen hacer y la profesionalización de las fábricas de cerveza de España han quedado a niveles más normales.

En la actualidad lejos de imaginarnos al panoramix con su pala y pociones secretas debemos hablar de que todas las cervezas o al menos la gran mayoría son industrias que a diferentes niveles elaboran cerveza, con muchos de los procesos ya mecanizados para hacer de este trabajo algo mucho más liviano, competitivo y controlado de forma que; se garantice tener un producto excelente. Por ello la palabra cerveza artesanal queda cada vez más en entredicho ya que los cubos de plástico y los procesos de molienda manual entre otras cosas han quedado para un nivel de cervecero casero y hoy la industria cervecera ¨artesanal¨ ya está mucho más mecanizada, controlada y profesionalizada lo cual es una muy buena señal en la que las personas consumidoras son claramente las ganadoras.

Metiéndonos de lleno en las diferencias entre cerveza industrial vs cerveza artesanal empezamos por:

EL PRECIO

Una de las diferencias que más se cuestiona y que más preocupa al consumidor es el precio, algo que sin duda es una barrera elevada de entrada y que el sector de la cerveza artesanal debe rebatir de forma constante para poder llegar a unos precios cada vez más competitivos y conseguir de este modo abarcar a un mayor número de personas.

¿Cómo puede ser que la cerveza industrial tenga un precio muy inferior a la cerveza artesanal?

La diferencia está que una lata de cerveza industrial cueste desde los 0,29 céntimos y una lata de cerveza artesanal parta de los 2 o 3 €

La diferencia como se observa es abismal como también lo son el tamaño de las empresas, una de las grandes injusticias es comparar ambos productos ya que nos encontramos con unos productos que parten de filosofías totalmente diferentes, en un proceso industrial entendemos una cadena de producción constante de 24h en el que las ganancias por unidad vendida pueden ser de céntimos ya que hablamos de negocios de gran volumen, sin embargo en la micro-industria cervecera hablamos de procesos de elaboración muy inferiores, en el mejor de los casos hablamos de elaborar dos o tres recetas diarias en fábricas de cerveza con un gran volumen de ventas que en la actualidad son muy pocas las que lo consiguen por lo que el margen por unidad vendida debe ser mayor ya que en caso contrario la rentabilidad y la vida de estas empresas estaría en entredicho lo que hace que el trabajo de una fábrica de cerveza artesanal sea mucho más duro, si lo comparamos con lo que se ha convertido en un producto financiero más que cerveza en realidad, en donde el mayor argumento de venta es el dinero necesario para entrar en un establecimiento hostelero o en una cadena de alimentación, festival de música o cualquier otra posibilidad de venta, lo que dificulta aún más la venta de cerveza artesanal.

 

LA CONSERVACIÓN

Otra de las diferencias que encarecen este producto es la cadena de conservación de ambos productos en el sector de la cerveza industrial de gran escala se habla de un producto pasteurizado y filtrado donde no haycerveza artesanal vida y prácticamente tampoco hay sabor debido a que este proceso hace menguar de forma considerable las características organolépticas de este producto. Sin embargo, este proceso permite que se pueda conservar a temperaturas impensables en el mundo de la cerveza artesana donde la cadena de frío debe estar garantizada o si más no, tener al menos temperaturas garantizadas inferiores a los 17 grados para que las levaduras no se activen y puedan seguir su proceso de fermentación y llegar a tener un producto con una calidad que no es la que se pretende desde las fábricas de cerveza, este proceso encarece de forma considerable la cadena y hace que el precio de la cerveza artesana se dispare de forma considerable.

 

EL SABOR

Es sin duda la batalla ganada de la cerveza artesanal y es que lejos de tener un producto plano con unas características muy similares entre ellos hablamos de un producto vivo y variable incluso si hablamos de la misma receta elaborada en diferentes ocasiones algo que convierte a este producto en algo único.

Con unas características organolépticas mucho mejores que la cerveza industrial encontramos en el sector de la cerveza artesanal una amplia variedad de sabores, colores y texturas lo que unido a diferentes tipos de fermentación, que un proceso industrial a gran escala sería impensable, hace que encontremos unos productos super interesantes como las cervezas Lambic por ejemplo. o las cervezas Saison donde existe una mezcla de levaduras y bacterias que hacen de este tipo de cervezas algo único a nivel mundial.

Otra de las ventajas que existen en el mundo de la cerveza artesanal es la gran posibilidad de mezcla que existe de ingredientes por lo que el proceso de investigación y de posibilidades es infinitamente más grande que si hablamos de la industria cervecera. Esto en consecuencia provoca una amplitud infinita de sabores y aromas en la cerveza que ha hecho que una gran parte del público descubra la cerveza de calidad e incluso llegar a cambiar del ¨a mi no me gusta la cerveza¨ a preguntar que cervezas tienes en un establecimiento hostelero buscando un producto excelente que disfrutar.

 

EL DISCURSO

Otra de las grandes diferencias es el discurso de estos dos productos totalmente opuestos y es que si nos fijamos el sector de la cerveza industrial intenta captar cada vez más la atención del consumidor local, una de las pruebas más grandes la encontramos en la cerveza Turia que lejos de ser una cerveza valenciana, encontramos una compra de una marca y un producto que se elabora en Murcia por una empresa con sede social en Catalunya por lo que Valencia entra en la ecuación tan sólo con la estrategia de marketing.

Sin embargo, en el sector de la cerveza artesanal podemos encontrar cervezas artesanales españolas por ejemplo elaboradas con naranja como la Zeta Suc o la Castrum Valencia Pale Ale que nos hablan de un producto de calidad elaborado con producto local.

No solamente encontramos esta peculiaridad en nuestros productos también hablamos de formas de elaborar en un determinado lugar, si viajamos hasta Berlín encontramos las Berliner Weisse, unas cervezas ácidas elaboradas con trigo que han conseguido poner el nombre de la capital bávara en prácticamente todo el mundo y hoy son muchas las fábricas de cerveza artesanal que elaboran este estilo y esta forma de elaborar cerveza.

 

Cervezas Artesanal vs Cervezas Industrial

En resumidas cuentas hablamos de dos productos totalmente antagónicos y que lejos de tener una sensación de inferioridad en la actualidad desde el sector de la cerveza artesanal, hoy debemos estar orgullosos de los logros conseguidos, prueba de ello es el cambio de discurso de ventas de la cerveza industrial donde se habla de maestros cerveceros, de lúpulo y de malta intentando captar la atención de las personas consumidoras que ya se han aburrido de tener diferentes etiquetas con un mismo sabor y productos aburridos y sin un discurso.

Si bien es cierto que dada la economía media en España no permite el consumo de cerveza artesana de forma frecuente o no al menos por ahora, para nosotros la decisión radica entre tomar un refresco, buscando esa sensación refrescante y un consumo rápido o el disfrute de un producto de calidad en el que se habla de temperaturas de consumo, de tipos de vajilla e infinidad de sabores.

Para nosotros la decisión está clara si quiero beber cerveza, prefiero beber una buena cerveza artesanal a beberme tres cervezas industriales, pero como todo en la vida depende de momentos, de gustos y de lo que busques.

Cuéntanos en los comentarios ¿Tú con cual te quedas?

2 comentarios en “Cerveza Artesanal vs Cerveza Industrial”

  1. Desde luego, no hay duda. Donde esté una buena cerveza artesanal que se quite una cerveza industrial. Aparte de lo ya dicho, a mi me gusta mucho empaparme de la historia de ese estilo cervecero o de esa cervecera, como las de abadía, por ejemplo. Sin embargo, el gran problema radica aquí en el precio. En el artículo se habla de 2-3€. Cuando yo voy a mi tienda de cerveza artesanal en Madrid las latas no bajan de los 5-6€. Con 3€ puedes conseguir una lager de Península, y poco más. Esto hace que el consumo de birra artesanal quede en manos de pudientes o comprar un par de ellas para el fin de semana. Otro tema interesante es las cerveceras que se hacen pasar por artesanales y luego no tienen mucho de ello; véase Founders. Sin ir más lejos, la semana pasada me encontré la All Day IPA en un Supeco de Parla a 0,14€ la lata. Me llevé una caja de 12 birras de All Day IPA por 1,68€, cuando en Hopt u otros sitios de venta está por 2€. ¿Se puede seguir llamando artesanal? Dicho sea de paso, al no poder permitirse birra artesanal a diario, bienvenida esta All Day IPA de oferta o la Mahou Session IPA colaboración con Founders. Es decir, un término medio para el consumo diario; ni una lata de 8€ para un lunes ni una Heineken. Y ya si sales fuera a tomar birra artesana de grifo… El sábado pagué 16€ por dos medías pintas de una milk stout inglesa en Madrid que no recuerdo el nombre. Artesana y deliciosa, sí; pero no dejan de ser 16€ por dos birras. Hay que apoyar lo artesano y lo local, pero sin perder el norte. De lo contrario esto acabará siendo algo elitista y el consumo de cerveza es —o debería ser— todo menos elitista. Perdón por el testamento que acabo de soltar.

    1. Muchas gracias por dejar tu opinión acerca de este artículo, respondiendo a tu comentario, en nuestra tienda de cervezas online puedes encontrar varias cervezas que rondan los 3€ y algunas de ellas incluso más económicas lo que hace que el consumo de cerveza artesanal esté abierto a un mayor público y evite ser un producto elitista como comentas. En cuanto a lo que escribes de Founders, bueno no es el único caso de cerveza que pueda cuestionarse como cerveza artesanal, en líneas generales deberíamos hablar de micro-industrias a nuestro parecer, más en si que de cerveza artesanal atada en muchas ocasiones a la imaginación de la figura del Panoramix moviendo la pala cuando hoy en día las fábricas de cerveza están muy profesionalizadas y son ya micro-industrias. Y si hablamos de los bares si bien es cierto que el coste del local etc en Madrid debe ser bastante elevado no obstante si hacemos un símil con el vino si abres una botella de vino o incluso por dos copas de vino puedes llegar a pagar 10 y 12€ por tanto bajo nuestra opinión está muy bien tener una gama amplia de cervezas de calidad a buenos precios y que permitan tener un consumo más diario que aunque sean cervezas que no sorprendan a nadie le está de más una Triple Karmeliet o una Yakka tipo lager o incluso algunas de Antiga o Laugar Saltus que son cervezas con una calidad bastante alta y que te hará disfrutar seguramente, no obstante están lejos de ser cervezas en lata a la última con el último lúpulo de Yakima o con cantidades ingentes de esta planta, son productos que aunque se engloban dentro de un mismo saco tienen discursos muy muy diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

logo dcervezas

Bienvenid@

¿Eres mayor de edad?